Critical Thinking

LOS MODERNOS JINETES DEL APOCALIPSIS (y 3)

Deja un comentario

images

La Ignorancia

Tenebroso, eterno, vigoroso, múltiple, ataca de forma global no solo desde el sector de la formación, sus generales lideran batallas también en el económico, social, medioambiental, prácticamente imbatible si solo le combatimos desde la gestión del conocimiento cultural, en el Siglo XXI  no solo subsiste sino que aumenta. Su frente más visible, 1/6  parte  de la población mundial aun no sabe leer y escribir, por lo tanto es donde se destinan los mayores recursos para su derrota a través de corporaciones y gobiernos, además, estos recaudan  parte de los ingresos a través de los impuestos de la  cultura laboral o profesional.

La responsabilidad por una educación digna de la humanidad es tanto mayor cuanto más desarrollado es el país en cuestión y mas PIB obtiene de los recursos naturales del planeta, los cuales casi nunca corresponden al propio país y si de otros muchos países, de ahí que tengamos una deuda con los países que han participado en nuestro propio desarrollo. En un hipotético programa de desarrollo global, a los 10 países más ricos del mundo les correspondería planificar la educación de más del 65 % de la población mundial sin estudios, mas de 3.000 millones de personas.

En el aspecto ambiental actúa de forma devastadora:

Con tanto conocimiento profesional y tecnológico hoy en día nadie sabe si el cambio climático es reversible o irreversible. La ignorancia puede causar daños inmensos e irreparables al medio terráqueo del que dependen nuestra vida y nuestro bienestar. Por el contrario, con un conocimiento más profundo y una acción más prudente, podemos conseguir para nosotros y para nuestra posteridad unas condiciones de vida mejores en un medio más en consonancia con las necesidades y aspiraciones del hombre. Hemos llegado a un momento en la historia en que debemos orientar nuestros actos en todo el mundo atendiendo con mayor cuidado a las consecuencias que puedan tener para el medio.

En el aspecto social de la educación nos empobrece:

Una ciudad, un país o una empresa responsable que requiera contratar personas debería también formarlas si quiere disminuir su Huella Cultural transformando el mero altruismo en competitividad y estrategia empresarial además de poder desarrollar normas básicas de convivencia, la primera de las cuales debería ser el reparto del empleo global y entre todos convertir la defensa y mejoramiento del medio humano para las generaciones presentes y futuras en meta imperiosa de la humanidad.

 Nuestra mejor arma para combatirlo:

 La Huella Cultural a través de la cual podemos calcular quienes son los acreedores y los deudores y dirigirnos hacia una evolución sostenible. La cultura integral es la que combate La Ignorancia y nos hace libres, incondicionados e independientes del azote, de esta, que nos rodea.

En ANICOlab le combatimos y ayudamos a las empresas a gestionar este proceso.

Autor: @anicolab

@anicolab

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s