Critical Thinking


Deja un comentario

Una imagen y más de mil palabras.

Skeptical Science publicó las 97 Horas de Consensos con caricaturas y citas de 97 destacados científicos del clima, cada uno de ellos levantará la mano, si lo pides, para explicarte que es lo que piensa del cambio climático asimismo, si sigues su enlace demuestra porque lo dice a través de sus investigaciones en conclusión, todo lo que necesitas saber del calentamiento global en una imagen.
Captura2

Fuente:Skeptical Science

Anuncios


1 comentario

Suelos

A muchas personas no les gusta que les digan lo que deben y no deben comer. Otros sienten que  la ciencia de la nutrición está todavía en evolución ¿son los huevos buenos o malos para nosotros?, no sé si confiar en las recomendaciones… pero las opciones dietéticas tienen un impacto no sólo en nuestra salud, sino también en la salud de nuestro medioambiente. La alimentación es responsable de un 20-30% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. De hecho, los productos alimentarios generan CO2, metano o el óxido nitroso durante todo el ciclo de vida (agricultura, transporte, uso, final de la vida, etc.). No obstante, hoy en día hay muchas opciones para limitar el impacto de la alimentación en el clima.

La visión de PlantLab del futuro de las explotaciones. Datos impulsando ​​cultivos en ambientes controlados con sistemas automatizados.

La visión de PlantLab del futuro de las explotaciones. Datos impulsando ​​cultivos en ambientes controlados con sistemas automatizados.

Los expertos en salud recomiendan una dieta con más alimentos de origen vegetal como verduras, frutas, cereales integrales, legumbres y frutos secos que por ejemplo, la dieta típica estadounidense que es más alta en calorías e incluye más carne, aunque concluye que una dieta ambientalmente más sostenible se puede conseguir sin la eliminación de cualquiera de los cuatro grupos de alimentos, sin embargo sus recomendaciones han provocado un debate acalorado entre productores agrícolas, consumidores, expertos nutricionales y organizaciones ambientales. Cuando se recomienda que comamos menos carne, más huevos y más verduras, puede tener una influencia directa en las empresas agrícolas, las tasas de obesidad, los esfuerzos para reducir las emisiones de carbono y una serie de otros temas tampoco menores. Comer más alimentos de origen vegetal y menos carne es una elección personal, mientras que los consumidores deben ser conscientes de los nexos entre la dieta y el medio ambiente para tomar decisiones informadas. En Europa, hace mucho tiempo que hemos superado nuestra tierra agrícola, por lo que ahora se debe “importar” a gran escala. Sólo producir el forraje necesario para cubrir el consumo de carne de la Unión Europea requiere una superficie de tierras agrícolas en Brasil del tamaño del Reino Unido. Si todos los seres humanos comen tanta carne como el ciudadano medio de la UE, el 80% de las tierras cultivables del mundo tendría que ser dedicada a la producción, en comparación con el 33% de la actualidad. En este sentido, las recomendaciones son un paso positivo en la dirección correcta. Los suelos son un recurso muy valioso e insustituible y realiza innumerables funciones en el logro del desarrollo y metas ambientales de la comunidad internacional. Sus beneficios están en peligro y tenemos la urgente necesidad de protegerlos porque la demanda mundial de alimentos, forraje y biomasa de los combustibles que está creciendo eleva el valor de la tierra, un hecho que no ha escapado a la atención de los inversionistas internacionales, la tierra que sería utilizado por millones de pequeños agricultores, pastores y pueblos indígenas  se ha visto afectada por la inversión a gran escala. 03_1_Earth Por otro lado la erosión y la contaminación están colocando los suelos bajo un estrés severo. A nivel mundial, 24 mil millones de toneladas de suelo fértil se pierden cada año, en parte debido al crecimiento de las ciudades y la infraestructura. Sólo en Alemania, los proyectos de construcción demandan un promedio de más de 75 hectáreas por día. Prácticas agrícolas inapropiadas también son culpables y se necesita una discusión honesta, por ejemplo, sobre las formas de reducir las emisiones de metano procedentes de la producción de ganado, porque el metano es un potente gas de efecto invernadero. Tenemos que hablar de maneras de reducir el fertilizante y las escorrenterias para mejorar la estabilidad del clima y la calidad del agua. Debemos discutir cómo los agricultores y ganaderos pueden aumentar la productividad y crecimiento de hábitat para la fauna vulnerable. Estos problemas recurrentes no serán resueltos con una sola actuación. Según el Centro Nacional Interprofesional de la Economía Lechera (CNIEL), 710 litros de leche de vaca se producen en Francia cada segundo, lo que hacen del país el segundo productor europeo. Los franceses, por su parte, son los principales consumidores de mantequilla y queso en el mundo, con alrededor de 15 kg / persona / año. Los productos lácteos representan casi el 14% de su presupuesto en alimentos. Para satisfacer esta demanda, la producción mundial de leche se ha incrementado en más de un 50% en 30 años. Pero el placer de un buen plato de queso o de mantequilla fresca no es neutral para el medio ambiente, incluyendo el clima. De hecho, el consumo de lácteos es aproximadamente el 15% de las Emisiones de Gases de Efecto Invernadero generados por nuestra dieta. Estas emisiones  no solo provienen de eructos y flatulencias del ganado, también de la producción de sus alimentos como se ha señalado antes. Más allá de los problemas climáticos, la intensificación de la agricultura plantea cuestiones relacionadas con el bienestar animal, la producción de leche 100% orgánica, invoca un número máximo de ganado que se puede acomodar. images La huella de carbono de un producto lácteo puede variar de una granja a otra, vacas lecheras alimentadas con pasto y pastoreo emiten dos veces menos gas invernadero que las de granjas convencionales. Muchos agricultores franceses están comprometidos a mantener una pequeña granja para cumplir con el doble reto de limitar el impacto ambiental y el respeto de la ganadería.  Proteger los suelos no tiene que socavar la prosperidad, más bien las prácticas sostenibles de protección en realidad pueden aumentar los rendimientos agrícolas en especial de los pequeños agricultores. La diversificación de cultivos, el reciclaje y la cobertura del suelo pueden contribuir a la vida fértil del suelo y ser capaz de una gestión óptima del agua, la agroecología, se basa en el conocimiento y la experiencia tradicional de los pequeños agricultores, por lo que es fácilmente adaptable a las condiciones locales. A pesar del éxito comprobado de tales métodos, el uso de fertilizantes sintéticos se ha multiplicado por cinco en los últimos 50 años, y muchos gobiernos africanos gastan hasta el 60% de sus presupuestos agrícolas para subsidiarlos. Especialmente en ambientes tropicales estos productos conducen a la destrucción de la capa superficial del suelo y la pérdida de biodiversidad (de vuelta es transportado a los océanos, donde daña los ecosistemas marinos), aunque su principal componente el nitrógeno, podría ser producido biológicamente y de forma sostenible va en contra de los intereses de un puñado de poderosos productores y distribuidores de abonos.

Los formuladores de políticas públicas deberían abordar la siguiente pregunta: ¿Cómo proteger los suelos para escapar del hambre y la miseria, mitigar el cambio climático y preservar la biodiversidad? Las Naciones Unidas han declarado 2015 como el Año Internacional de Suelos.


Deja un comentario

Comunicación verbal y NO verbal

A principios de 1998, algunas de las mayores compañías de combustibles fósiles en el mundo urdieron un plan  para ocultar lo que entonces ya parecía evidente para la mayor parte de los científicos,  el hombre aceleraba el cambio climático a nivel global.

Este hecho, filtrado en la portada del New York Times de la época, demostraba que representantes de las principales empresas de combustibles fósiles y  grupos  industriales habían unido fuerzas con los operativos de los principales think tanks conservadores y expertos en relaciones públicas para elaborar lo que llamaron su plan de Global Climate Science Comunicaciones (GCSC).

A nadie le gusta ser encasillado, pero el etiquetado y la lucha contra este es inevitable en cualquier debate polémico, por ejemplo, los ‘pro-vida’ en los argumentos sobre el aborto (implica que apoyar el aborto es “anti-vida”),  la campaña ”muerte digna” (sugiere que sus oponentes están a favor de una muerte indigna), por tanto categorías y clasificaciones definen los debates.

En 2012, el periódico británico Sunday Express publicó una lista de 100 supuestas razones por las que el cambio climático es natural. Estas razones fueron presentadas como válidas, pero en realidad cometen falacias. Identificarlas no es el asunto capital, aunque en rigor debería serlo, tendré la oportunidad de comentarlo próximamente.

images (1)

Pero el cambio climático ha sido y es rastreado  de manera obsesiva (y a menudo mordaz). Ya sea el “negador”, “lukewarmer ” escéptico o alarmista ‘, nadie es feliz con la etiqueta de su caja y con frecuencia este sello binario está produciendo un discurso inútilmente antagónico y combativo sobre el cambio climático ya que es políticamente complejo y soporta una gran carga emocional. Ser capaz de clasificar a la gente en base a sus actitudes tiene mucho sentido pero todo parece indicar que las etiquetas populares acentúan la división en lugar de promover el dialogo.

Quizás  lo más importante de estos posicionamientos binarios (y muchas veces despectivos) es que simplemente no captan la amplitud de la opinión pública, que en su mayor parte no es ni “alarmista” ni “negacionistas” sobre el cambio climático. Ni tan siquiera la semántica ayuda en estas palabras ya que ambas invocan estereotipos sobre la salud mental y la última el fantasma del antisemitismo, termino doblemente problemático, cambiarlo por “escéptico” no sirve de mucho dado que ha llegado a describir los puntos de vista de aquellos que niegan la ciencia convencional en muy diferentes ámbitos. En conclusión casi mejor abordar el problema desde el sistema decimal que tiene muchos más matices.

Un trabajo reciente ( Nature Climate Change ) sostiene que la aceptación pública del consenso científico sobre el cambio climático depende en primer lugar del fortalecimiento del consenso social en torno a las políticas para reducir las emisiones de carbono (en lugar de al revés). Las etiquetas de polarización y antagónicas es poco probable que sean útiles para lograr esto. Cualquiera que sea la etiqueta que se elija aplicar a la incertidumbre sobre el cambio climático, en el fondo, es impulsada por los valores de las personas y las creencias políticas, que se enredan con los juicios sobre la ciencia del clima. La superación de este impasse significa “apertura” del debate a decenas de puntos de vista de la competencia, en lugar de a través de las etiquetas forzadas y categorías lingüísticas.

El verdadero reto está en crear un coro de voces que pueden tener perspectivas muy diferentes, sin embargo con el objetivo común de un clima estable y seguro para todos, o lo que es lo mismo olvidarnos de “grupos de poder”, “lucha de facciones”…,  alimentando “forma de vida”, “sistema de valores”, “visión de mundo”…, que aunque, en literatura ambos tipos pertenecen a la categoria linguistica de frases con preposición todo parece indicar un consenso social amplio con estas últimas.

Tal vez necesitamos una nueva etiqueta para este tipo de enfoque… ¿alguna sugerencia?


Deja un comentario

Man

Hay cuatro fases en un estudio del Análisis del Ciclo de Vida (ACV) de un producto: definición del objetivo y alcance, análisis del inventario, evaluación del impacto ambiental e interpretación. En este video de escasos minutos podemos ver la tercera (EICV) que nos facilita la interpretación, como podrán comprobar.

La interpretación del ACV es la fase en la que los hallazgos de análisis del inventario o de la evaluación del impacto, o de ambos, se evalúan en relación con el objetivo y el alcance definidos, para llegar a conclusiones y recomendaciones.

Esto es un hecho -excepto el final del video, hipótesis – como que el agua se desliza hacia abajo o las plantas crecen hacia arriba.

 


Deja un comentario

Pensamiento critico.

A veces, puede haber varias teorías que intentan explicar una anormalidad en el mundo natural y este es el caso cuando estamos tratando con fenómenos complejos, como el desafío del cambio climático global, debido a que la información relevante acerca de este fenómeno es incompleta o no está disponible. Así cuando tenemos varias teorías que compiten ¿cómo podemos juzgar? A través de la evidencia:

Captura

“Francia es un país lluvioso. En París, dice mi tía,  llueve 360 días al año. ¡Todos los supermercados venden paraguas! Visité a mi tía el año pasado y llovió todo el fin de semana que estaba allí. ”

Vamos paso a paso.

El hecho: “Francia es un país lluvioso”. Para demostrarlo se apoya en una evidencia falsa

En el primer caso la evidencia dada a apoyar el argumento es inexacta, es casi seguro que no llueve 360 días al año si vamos a mirar un registro exacto de las precipitaciones en Francia en los últimos 100 años, el valor promedio es de alrededor de 100 días por año.

En el segundo caso, la evidencia  ¡Todos los supermercados venden paraguas!  es irrelevante para el argumento. Los supermercados venderían paraguas independientemente de lo lluviosa que fuese Francia.

Y, por último, “visité a mi tía el año pasado y llovió durante todo el fin de semana esta evidencia no es representativa para apoyar el argumento.

El hecho de que llovió en una ciudad  dos días no es representativo de todo el país durante el año completo.

Solo queda el motivo: mi tía padece reuma

El calentamiento global se detuvo hace 16 años, revela informe de la Oficina Meteorológica…, dice David Rose (The Mail on Sunday) y aquí está la carta para probarlo. [1]

[1] El mismo día que The Mail on Sunday publicó el artículo de Rose, La Oficina de Meteorología emitió una declaración pública en su blog, exponiendo la tergiversación de Rose sobre el Hadcrut4.

Como en el caso de mi tía el hecho se apoya en una evidencia falsa.

Pero lo siniestro es su conclusión:

“…la evidencia está comenzando a sugerir que puede estar sucediendo mucho más lento que los catastrofistas han afirmado.” Una conclusión con enormes implicaciones políticas y económicas.

La misma semana de la aprobación del polémico oleoducto transnacional Keystone XL por el Senado de los Estados Unidos, cuya tubería llevará petróleo de arenas bituminosas de Alberta a Texas -la extracción de energía de las arenas bituminosas es muy intensiva en carbono-, con los grupos ecologistas dicendo que sería hipócrita por parte de Obama aprobar la tubería al tiempo que promete hacer frente al cambio climático, aparece claramente

Fuentes: públicas y los científicos, del Centro de Investigación Pew . Congreso, el Centro para el Progreso Americano .

Fuentes: públicas y los científicos, del Centro de Investigación Pew . Congreso, el Centro para el Progreso Americano .

que quienes menos creen que el cambio climático pueda aumentar o revertir de la mano del hombre son los mismos que aprueban su construcción. Mientras que la comunidad científica, poseedores de los datos considerados relevantes para el tema investigado y convencidos quedan relegados a simples observadores.

¿Son lo suficiente persuasivos los datos, las observaciones, los experimentos y los resultados de los científicos para convencer a mi tía, los periodistas como David Rose y los políticos de una anormalidad en el mundo natural tal como ellos y otros lo están?

 

 

 


6 comentarios

Concurso Internacional de dibujo medioambiental infantil que organiza UNICEF

El Concurso Internacional de dibujo medioambiental infantil que organiza UNICEF y que patrocina IQNet  y JQA llega a su XVI edición con el propósito de  transmitir un mensaje de respeto y concienciación con el medioambiente y mostrar el compromiso de las generaciones futuras con la preservación de los recursos naturales. Para hacer más amplia la difusión de esta iniciativa, puedes descargar el programa y la inscripción en el PDF adjunto. Bases del concurso y formulario para participar (en inglés) Ver Documento, formato PDF.

Captura

 

So, after this, what do you think the Earth would want to say?

So, after this, what do you think the Earth would want to say?

 

 

 

Valor compartido

Deja un comentario

 

images

Michael Eugene Porter (n. 1947, Ann Arbor, Michigan) es profesor de la Harvard Business School (HBS) y autoridad global reconocida en temas de estrategia de empresa y aplicación de la competitividad empresarial a la solución de problemas sociales, de medio ambiente y de salud. En el mundo de la investigación de la gestión, Michael Porter es un rockstar.

En una industria conocida por los gurús de rápido hablar, Porter es un intelectual. En su artículo en Scientific American America’s Green Strategy (1991), desarrollado más adelante en Toward a New Conception of the Environment-Competitiveness Relationship (1995), Porter introdujo la entonces controvertida teoría de que el progreso medioambiental y la competitividad económica no son contrarios, sino complementarios. La hipótesis, que ha producido una rica literatura a través de artículos de muchos autores, está ganando hoy una amplia aceptación y se está convirtiendo en una referencia indiscutible para la práctica corporativa y la legislación.
Su teoría se llama “valor compartido”, y dice que las empresas pueden y deben resolver problemas sociales y que pueden ganar dinero con ello. Él cree que las empresas están entrando en una tercera fase en su relación con la sociedad. El primero fue sobre la filantropía, donde el negocio dona dinero a las causas. El segundo fue sobre la “responsabilidad social corporativa”, o minimizar su daño social o ambiental. El tercero es sobre las soluciones: productos reales y servicios con un fin social.