Critical Thinking


Deja un comentario

Cerezas azules o rojas.

Uno de los errores más comunes entre los inconformistas del clima es la diferencia entre el corto plazo y la señal a largo plazo. Esta animación muestra cómo los mismos datos de temperatura (verde) que se utiliza para determinar la tendencia al calentamiento del aire de 0,16 ° C por década (rojo) se pueden utilizar de forma inapropiada a ” cherry picking “, en cortos períodos de tiempo que muestran una tendencia al enfriamiento simplemente porque los puntos finales son cuidadosamente elegidos y la tendencia está dominada por el ruido a corto plazo en los datos (pasos azules). ¿No es extraño cómo seis períodos de enfriamiento pueden agregar hasta una tendencia de calentamiento clara en las últimas 4 décadas?

La escalera

La escalera

Hay varios factores que pueden tener un gran impacto en las temperaturas a corto plazo, tales como los ciclos oceánicos El Niño o el ciclo solar de 11 años. Estos ciclos de corto plazo no tienen efectos a largo plazo sobre la temperatura de la Tierra a diferencia de la tendencia al alza continua causada por el calentamiento global de las emisiones de gases de efecto invernadero humanos. Los datos (verdes) son los obtenidos mensualmente por GISS NASA, datos de anomalías de temperatura en la superficie mundial desde enero 1970 hasta diciembre de 2014, con las tendencias lineales para los períodos de tiempo cortos, enero 1970 a octubre 1977, abril 1977 a diciembre 1986, abril 1987 a octubre 1996, agosto 1997 a diciembre 2002, enero 2003 a junio 2012 y julio 2012 a febrero 2014 (azul ), y que muestra también la tendencia lineal mucho más fiable para el período de tiempo completo (rojo).

Cherry_Tree_500

Cherry picking Climático. Una elección selectiva (o engañosa) de los hechos (o cerezas) podría ser utilizado para afirmar que se trata de un árbol que produce cerezas azules. 

Anuncios


Deja un comentario

Una imagen y más de mil palabras.

Skeptical Science publicó las 97 Horas de Consensos con caricaturas y citas de 97 destacados científicos del clima, cada uno de ellos levantará la mano, si lo pides, para explicarte que es lo que piensa del cambio climático asimismo, si sigues su enlace demuestra porque lo dice a través de sus investigaciones en conclusión, todo lo que necesitas saber del calentamiento global en una imagen.
Captura2

Fuente:Skeptical Science


1 comentario

Suelos

A muchas personas no les gusta que les digan lo que deben y no deben comer. Otros sienten que  la ciencia de la nutrición está todavía en evolución ¿son los huevos buenos o malos para nosotros?, no sé si confiar en las recomendaciones… pero las opciones dietéticas tienen un impacto no sólo en nuestra salud, sino también en la salud de nuestro medioambiente. La alimentación es responsable de un 20-30% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. De hecho, los productos alimentarios generan CO2, metano o el óxido nitroso durante todo el ciclo de vida (agricultura, transporte, uso, final de la vida, etc.). No obstante, hoy en día hay muchas opciones para limitar el impacto de la alimentación en el clima.

La visión de PlantLab del futuro de las explotaciones. Datos impulsando ​​cultivos en ambientes controlados con sistemas automatizados.

La visión de PlantLab del futuro de las explotaciones. Datos impulsando ​​cultivos en ambientes controlados con sistemas automatizados.

Los expertos en salud recomiendan una dieta con más alimentos de origen vegetal como verduras, frutas, cereales integrales, legumbres y frutos secos que por ejemplo, la dieta típica estadounidense que es más alta en calorías e incluye más carne, aunque concluye que una dieta ambientalmente más sostenible se puede conseguir sin la eliminación de cualquiera de los cuatro grupos de alimentos, sin embargo sus recomendaciones han provocado un debate acalorado entre productores agrícolas, consumidores, expertos nutricionales y organizaciones ambientales. Cuando se recomienda que comamos menos carne, más huevos y más verduras, puede tener una influencia directa en las empresas agrícolas, las tasas de obesidad, los esfuerzos para reducir las emisiones de carbono y una serie de otros temas tampoco menores. Comer más alimentos de origen vegetal y menos carne es una elección personal, mientras que los consumidores deben ser conscientes de los nexos entre la dieta y el medio ambiente para tomar decisiones informadas. En Europa, hace mucho tiempo que hemos superado nuestra tierra agrícola, por lo que ahora se debe “importar” a gran escala. Sólo producir el forraje necesario para cubrir el consumo de carne de la Unión Europea requiere una superficie de tierras agrícolas en Brasil del tamaño del Reino Unido. Si todos los seres humanos comen tanta carne como el ciudadano medio de la UE, el 80% de las tierras cultivables del mundo tendría que ser dedicada a la producción, en comparación con el 33% de la actualidad. En este sentido, las recomendaciones son un paso positivo en la dirección correcta. Los suelos son un recurso muy valioso e insustituible y realiza innumerables funciones en el logro del desarrollo y metas ambientales de la comunidad internacional. Sus beneficios están en peligro y tenemos la urgente necesidad de protegerlos porque la demanda mundial de alimentos, forraje y biomasa de los combustibles que está creciendo eleva el valor de la tierra, un hecho que no ha escapado a la atención de los inversionistas internacionales, la tierra que sería utilizado por millones de pequeños agricultores, pastores y pueblos indígenas  se ha visto afectada por la inversión a gran escala. 03_1_Earth Por otro lado la erosión y la contaminación están colocando los suelos bajo un estrés severo. A nivel mundial, 24 mil millones de toneladas de suelo fértil se pierden cada año, en parte debido al crecimiento de las ciudades y la infraestructura. Sólo en Alemania, los proyectos de construcción demandan un promedio de más de 75 hectáreas por día. Prácticas agrícolas inapropiadas también son culpables y se necesita una discusión honesta, por ejemplo, sobre las formas de reducir las emisiones de metano procedentes de la producción de ganado, porque el metano es un potente gas de efecto invernadero. Tenemos que hablar de maneras de reducir el fertilizante y las escorrenterias para mejorar la estabilidad del clima y la calidad del agua. Debemos discutir cómo los agricultores y ganaderos pueden aumentar la productividad y crecimiento de hábitat para la fauna vulnerable. Estos problemas recurrentes no serán resueltos con una sola actuación. Según el Centro Nacional Interprofesional de la Economía Lechera (CNIEL), 710 litros de leche de vaca se producen en Francia cada segundo, lo que hacen del país el segundo productor europeo. Los franceses, por su parte, son los principales consumidores de mantequilla y queso en el mundo, con alrededor de 15 kg / persona / año. Los productos lácteos representan casi el 14% de su presupuesto en alimentos. Para satisfacer esta demanda, la producción mundial de leche se ha incrementado en más de un 50% en 30 años. Pero el placer de un buen plato de queso o de mantequilla fresca no es neutral para el medio ambiente, incluyendo el clima. De hecho, el consumo de lácteos es aproximadamente el 15% de las Emisiones de Gases de Efecto Invernadero generados por nuestra dieta. Estas emisiones  no solo provienen de eructos y flatulencias del ganado, también de la producción de sus alimentos como se ha señalado antes. Más allá de los problemas climáticos, la intensificación de la agricultura plantea cuestiones relacionadas con el bienestar animal, la producción de leche 100% orgánica, invoca un número máximo de ganado que se puede acomodar. images La huella de carbono de un producto lácteo puede variar de una granja a otra, vacas lecheras alimentadas con pasto y pastoreo emiten dos veces menos gas invernadero que las de granjas convencionales. Muchos agricultores franceses están comprometidos a mantener una pequeña granja para cumplir con el doble reto de limitar el impacto ambiental y el respeto de la ganadería.  Proteger los suelos no tiene que socavar la prosperidad, más bien las prácticas sostenibles de protección en realidad pueden aumentar los rendimientos agrícolas en especial de los pequeños agricultores. La diversificación de cultivos, el reciclaje y la cobertura del suelo pueden contribuir a la vida fértil del suelo y ser capaz de una gestión óptima del agua, la agroecología, se basa en el conocimiento y la experiencia tradicional de los pequeños agricultores, por lo que es fácilmente adaptable a las condiciones locales. A pesar del éxito comprobado de tales métodos, el uso de fertilizantes sintéticos se ha multiplicado por cinco en los últimos 50 años, y muchos gobiernos africanos gastan hasta el 60% de sus presupuestos agrícolas para subsidiarlos. Especialmente en ambientes tropicales estos productos conducen a la destrucción de la capa superficial del suelo y la pérdida de biodiversidad (de vuelta es transportado a los océanos, donde daña los ecosistemas marinos), aunque su principal componente el nitrógeno, podría ser producido biológicamente y de forma sostenible va en contra de los intereses de un puñado de poderosos productores y distribuidores de abonos.

Los formuladores de políticas públicas deberían abordar la siguiente pregunta: ¿Cómo proteger los suelos para escapar del hambre y la miseria, mitigar el cambio climático y preservar la biodiversidad? Las Naciones Unidas han declarado 2015 como el Año Internacional de Suelos.


Deja un comentario

Donde estan las llaves…

En el último cuarto del siglo XX la temperatura media en la superficie de la tierra fue acelerándose inexorablemente de forma notoria. Luego para sorpresa incluso de los científicos este aumento se ralentizo. La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera de la tierra siguió aumentando, de hecho, es mayor hoy de lo que ha sido durante siglos, sin embargo durante los últimos 15 años según la manera convencional de medir el calentamiento global, el planeta no parece haberse vuelto más caliente.

¿Cómo se explica este giro inesperado de los acontecimientos, y que significa para la futura política climática?

La ralentización en la subida de las temperaturas de superficie es real. Se puede observar en las mediciones de la superficie del mar y por satélite de la troposfera, la razón es que la temperatura superficial es un pobre indicador del calentamiento inducido por el hombre. Lo que los científicos han descubierto es que en lugar de calentar la superficie el exceso de calor que se genera se ha ido a los océanos más profundos.

08_2_Ocean
Esto pone en entredicho algunas de las estrategias internacionales, como las destinadas a la prevención de la temperatura global de la superficie de la Tierra aumente más de 2°C por encima de la media preindustrial.
Los científicos probablemente no transmiten adecuadamente al público que sus proyecciones para el calentamiento futuro se basan en modelos que dan cuenta sólo para el cambio causado por las emisiones de gases de efecto invernadero (forzados). Pero lo que se observa en la superficie incluye no forzados como las fluctuaciones de El Niño y La Niña y el ciclo de las fluctuaciones del Gran Cinturón Transportador pensado para enterrar calor en el océano profundo periódicamente, que existía incluso antes de que los seres humanos aportasen cantidades significativas de carbono a la atmósfera, de forma natural.
Dada la masiva capacidad de almacenamiento de calor de los océanos, la determinación de la cantidad de calentamiento que permanece en la superficie durante el transcurso de décadas es una tarea muy difícil. Aunque el reto empieza a apreciarse, las proyecciones actuales de la temida marca de calentamiento (2º) aún tienen que tomar en cuenta los ciclos oceánicos variables.
El contenido de calor de los océanos se mide por una red de más de 3.000 flotadores robotizados repartidos por todas las aguas del mundo, que habitualmente se sumergen 2.000 metros bajo la superficie. La temperatura que miden es transmitida a los satélites en órbita y puesta a disposición en línea a cualquier persona en tiempo casi real. Para facilitar la interpretación, el contenido de calor de los océanos se puede convertir fácilmente a una temperatura media después de dividir por una constante. Con el tiempo, los modelos podrían demostrar cómo relacionar esta nueva métrica global con el impacto climático regional.

Ostras en criaderos en Oregon y Washington están mostrando los efectos de la acidificación de los océanos

Ostras y mejillones en criaderos de Oregon y Washington están mostrando los efectos de la acidificación de los océanos

Los modelos informáticos sugieren que el dióxido de carbono está aumentando a través de la actividad humana alrededor de 100 a 1.000 veces más rápido que los procesos de meteorización que producen alcalinidad puedan mantener el ritmo, señaló Waldbusser. Un estudio de Nature Climate Change basado en sus investigaciones describen los mecanismos por los que bivalvos jóvenes crean sus conchas, los investigadores encontraron que las ostras y los mejillones jóvenes tuvieron que construir sus conchas dentro de las primeras 48 horas para comenzar con éxito la alimentación a un ritmo lo suficientemente rápido para sobrevivir, y que la tasa de fomento de la cáscara requeriría gran cantidad de energía, por lo tanto, en presencia de agua ácida, tuvieron que desviar demasiada energía para el crecimiento de la concha y carecían de la energía para nadar y conseguir comida.
La búsqueda científica intensiva para una explicación de la pausa en el calentamiento global en la superficie de la tierra ha llevado a una mejor comprensión del complejo funcionamiento del clima. Se confirma la teoría largamente sostenida de que la tierra tiene un presupuesto de energía que se ve afectada por perturbaciones de radiación en la parte superior de la atmósfera, aunque determinar la parte entre la superficie y los océanos más profundos han sido difíciles.
Nadie sabe cuánto tiempo la pausa actual va a durar. Sin embargo, en algún momento, los ciclos naturales cambiarán, los océanos dejarán de absorber la mayor parte del calentamiento del planeta y las temperaturas de superficie comenzarán a subir de nuevo. Cuando lo hagan podemos esperar el rápido ritmo observado a finales del siglo XX, cuando la temperatura de la superficie se incrementó en aproximadamente 0,17 grados centígrados cada diez años.
Mientras tanto, si el riesgo global de nuestro entorno se ha reducido en la pausa sigue siendo una cuestión abierta.

…en el fondo del mar

 


Deja un comentario

Evidencias satelitales.

En diciembre de 1999 la NASA lanzó un satélite que abrió una nueva era en nuestra capacidad de ver, medir y comprender la Tierra. El satélite llamado Terra. Terra está todavía en activo, recogiendo datos sobre la tierra, la atmósfera y los océanos. En 2002 y 2004  Aqua y Aura siguieron. Estos son los tres satélites emblemáticos de Sistema de Observación de la Tierra de la NASA  y que ahora consta de una flota de 18 satélites que han revolucionado nuestra capacidad de observar nuestro planeta desde el espacio.

Esta visión global no sólo ofrece impresionantes imágenes, sino también información de vital importancia sobre cómo la Tierra está cambiando.

Colapso de la plataforma de hielo Larsen B en la Antártida, fotografiado 31 de enero hasta el 13 de abril de 2002. Crédito de la imagen: Observatorio de la Tierra de la NASA

Un año del ciclo de la vegetación mundial, mostró variaciones estacionales en diferentes partes del mundo. Crédito de la imagen: Goddard de la NASA Scientific Visualization Estudio

La imagen muestra el cambio en el hielo marino y la absorción solar en los meses de verano en el Ártico entre 2000 y 2014, azul muestra donde el hielo marino ha disminuido, y rojo muestra que la absorción de la radiación solar ha aumentado en los últimos 15 años. Crédito de la imagen: Goddard de la NASA Scientific Visualization Estudio

Contaminación por dióxido de nitrógeno, un promedio anual por 2005-2011, ha disminuido en los Estados Unidos. Crédito de la imagen: Goddard de la NASA Scientific Visualization estudio / T. Schindler

Un año de incendios africanos se muestran en rojo en el transcurso de 2006. Crédito de la imagen: Goddard de la NASA Scientific Visualization Estudio

Las observaciones satelitales muestran que el  hielo global del mar ha disminuido en los últimos 15 años debido al cambio climático. Crédito de la imagen: Goddard de la NASA Scientific Visualization Estudio

El CO2 se acumula en el invierno del hemisferio norte y la primavera, a continuación, la fotosíntesis de la vegetación absorbe en verano. Crédito de la imagen: Goddard de la NASA Scientific Visualization Estudio

La concentración mínima de ozono sobre la Antártida 1979-2013. Crédito de la imagen: Goddard de la NASA Scientific Visualization Estudio


Deja un comentario

Hidrato de Metano

Gobiernos de diferentes países con EE UU, Canadá y Japón  a la cabeza y las grandes Corporaciones relacionadas con la extracción de combustibles fósiles,  destinan desde finales del siglo XX ingentes cantidades de dólares en I+D+I en conseguir tecnología adecuada para la extracción del Hidrato de Metano considerado por unos el nuevo Eldorado y por otros La última frontera.

Estructura del hidrato de metano, con el metano (en verde) rodeado de agua (en rojo). (Imagen cortesía del Consorcio de Investigación de Recursos de Hidrato de Metano de Japón)

Estructura del hidrato de metano, con el metano (en verde) rodeado de agua (en rojo). (Imagen cortesía del Consorcio de Investigación de Recursos de Hidrato de Metano de Japón)

El hidrato de gas es un sólido cristalino constituido por moléculas de gas (generalmente metano) rodeadas por una malla de moléculas de agua que se forman cuando el gas metano procedente de la descomposición entra en contacto con el agua a baja temperatura y gran presión. Con estas condiciones se detecta bajo el hielo permanente del Ártico y en las islas Shetland del Sur, en sedimentos marinos de los márgenes continentales como la costa gallega así como en los bordes de la plataforma continental, el mar de Alboran y golfo de Cádiz en España puestos ya concedidos estos últimos (ver mapa), a diferentes compañías.

El creciente interés que genera este tipo de hidrocarburo se debe a su potencial energía y su consideración como una de las fuentes mundiales más importantes de recursos energéticos. Las reservas estimadas de carbón asociado a estos hidratos son de 104 gigatones, lo que significa el doble de carbón que hay en todos los combustibles fósiles que se conocen, según el informe publicado por el Departamento de Energía de EE UU en agosto 1998 en cuanto a prospección y latente energética de estos sólidos.

El principal reto al que se enfrentan tanto gobiernos y corporaciones es la dificultad técnica, la falta de medios eficaces para poder extraer las moléculas de metano de sus jaulas de agua.

Se ha probado la extracción hidrotermal (2001-2008) sin resultados porque las reacciones químicas que se producen durante la separación consume todo el calor necesario para controlar la disociación, obtuvieron posteriormente mejores resultados con la descompresión aunque esta en el subsuelo marítimo, donde están la mayor parte de estos recursos, entre sedimentos blandos, grandes cantidades de sedimento pueden derramarse en el pozo o bien la capa de Hidrato de Metano puede quedar recompactada por la presión del sedimento que la cubre. A partir de 2.013 finalmente la innovación surtió efecto y por primera vez consiguieron producir gas metano a partir de hidratos marinos.

El 1 de abril de 2.013 la Sede Central de Política Oceánica del Gobierno Japonés publico su hoja de ruta en la cual destacaba de forma particular el Hidrato de Metano que se calcula podrá comercializarse entre 2.023-2.025 en función del desarrollo de la tecnología.

En abril de 2.014 se entrego el  V  Informe del IPPC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el cambio Climático) OMM y PNUMA para los próximos cinco años a los responsables de políticas de los diferentes países en el que a modo de resumen destaco que, la influencia humana en el calentamiento del sistema climático es inequívoco y desde la década de 1950, muchos de los cambios observados no han tenido precedentes en los últimos decenios a milenios.

01_6_Atmos

 La atmosfera se ha calentado, los volúmenes de nieve y hielo han disminuido, las concentraciones de gases de efecto invernadero han aumentado. Las concentraciones de dióxido de carbono han aumentado un 40% desde la era preindustrial debido, a las emisiones derivadas de los combustibles fósiles y a las emisiones netas derivadas del cambio de uso del suelo. Se ha detectado la influencia humana en el calentamiento de la atmosfera, cada uno de los tres últimos decenios ha sido sucesivamente más cálido en la superficie de la tierra que cualquier decenio anterior desde 1.850. En el hemisferio norte, es probable que el periodo 1.983-2.012 hayan sido los 30 años más cálidos de los últimos 1.400 años .Es probable que para fines del siglo XXI, la temperatura global en superficie sea entre 1º y 3º grados superior en función del escenario. Es muy probable que la cubierta de hielo del Ártico siga menguando y haciéndose más delgada, y que el manto de nieve en primavera en el hemisferio norte disminuya a lo largo del siglo XXI a medida que vaya aumentando la temperatura media global en superficie. El volumen de los glaciares continuara reduciéndose.

07_2_Ocean

 En los océanos y mares la evidencia de la influencia humana es mayor desde que se elaborara el IV  Informe (cinco años), han absorbido alrededor del 30% del dióxido de carbono antropógeno emitido, provocando su acidificación. Es prácticamente seguro que la capa superior del océano se haya calentado entre 1.971 y 2.010. Los océanos mundiales seguirán calentándose durante el siglo XXI. El calor penetrara desde la superficie hasta las capas profundas (de 700 pasara a 1500 m.) y afectara a la circulación oceánica, se producirán alteraciones en el ciclo global del agua, reducciones de la masa glaciar y  manto de hielo, elevación a esfera mundial del nivel del mar mayor que el observado desde1.971 a 2.010 (0,17-0,21m.) y cambios en algunos fenómenos climáticos extremos. Es sumamente probable que la influencia humana haya sido la causa dominante del calentamiento observado desde mediados del siglo XX superior a la media. Las nuevas incorporaciones de carbono en los océanos provocaran mayor acidificación de estos. La mayoría de los aspectos del cambio climático perduraran durante muchos siglos, incluso aunque pararan las emisiones de CO2 durante varios siglos, debido a las emisiones pasadas, presentes y futuras.

d00077_figComo gas de efecto invernadero el metano contenido en el aire provoca un aumento de la temperatura 10 veces mayor que el dióxido de carbono, si consideramos que el  volumen de metano en los hidratos de gas del fondo marino es 3.000 veces el contenido de la atmosfera, su capacidad de efecto invernadero es enorme. Estamos viendo que con una tecnología sobradamente probada se suceden los episodios contaminantes con los hidrocarburos “clásicos”, y los consiguientes daños para la biodiversidad marina, atmosfera y los océanos y mares. ¿Debería considerarse esta tecnología? Serenidad.