Critical Thinking

De lo que ven y vemos…

Deja un comentario

La demanda mundial de recursos naturales está creciendo y los indígenas están recibiendo muy poca protección de aquellos que destruyen sus tierras, bosques y ríos. Sus casas. La madera de un solo árbol de cedro tropical puede costar $ 9.000 en los Estados Unidos. Un árbol de caoba $ 11.000. Estas cantidades  en algunas regiones rurales empobrecidas, podrían empujar a matar. Las grandes corporaciones no ven unas bien definidas selvas o bosques en Brasil. No ven la biodiversidad marina en Canarias. No ven el hambre en el subcontinente Indio.

¿Que ven?

Unos ríos que les abren los caminos al mar desde las llanuras del Mato Grosso repletas de soja que acabaran en los mercados internacionales por esta vía. Millones de barriles de petróleo a su alcance que acaban en los mercados internacionales. El trigo y las oleaginosas en el Punjab para alterar los precios de las materias primas en los mercados internacionales.

¿Que vemos?31e254a2b146900bc9bd2e8fc1e30527.landscapeLarge

En hora y día de hoy:

4.650.967 Ha Deforestación este año.

6.261.460 Ha Tierra perdida por erosión de suelos este año

31.721.668.889 Emisiones de CO2 este año.

10.731.917 Ha Desertificación este año.

8.757.583 Ton. Químicos tóxicos liberados en aire, suelo y agua por las  industrias este año.

885.921.840 Personas desnutridas en el mundo.

Aun quedan unos cuantos días para que acabe el año y estas estadísticas subirán, cada cinco segundos se deforesta  una Ha

¿ Donde nos lleva?

Perú es un buen ejemplo. De acuerdo con un informe publicado recientemente por el grupo activista de Global Witness, Perú ocupa el cuarto lugar en el mundo por los asesinatos de activistas ambientales (después de Brasil, Honduras y Filipinas), con 58 activistas en el país asesinados desde 2002 a 2013. Más de la mitad del país aún está cubierto por selva tropical, pero esos bosques están siendo talados a un ritmo acelerado para satisfacer la voraz demanda internacional  de madera y productos relacionados.

Aunque el Banco Mundial estima que el 80% del comercio de la madera en el Perú es ilegal, las autoridades han promulgado una legislación que hace que sea más fácil para los inversores llevar a cabo proyectos agrícolas, mineros o madereros. La petición al gobierno a reconocer la demanda de los pueblos indígenas para el título legal de sus tierras ancestrales ha sido desoída.

Lamentablemente, este fenómeno no se limita a Perú. Según Global Witness, de 2002 a 2013, más de 900 personas en 35 países murieron defendiendo el medio ambiente o la lucha por el derecho a sus tierras. El número de muertos ha aumentado considerablemente en los últimos años. A nivel mundial, los activistas son asesinados a una tasa promedio de dos por semana. Teniendo en cuenta que este tipo de muertes tienden a no ser declaradas, el número real podría ser aún mayor. En sólo diez casos los autores han sido llevados ante la justicia. Leyes laxas, aplicación deficiente, corrupción endémica, y derechos sobre la tierra débiles para 300.000 indígenas  amenazan con frustrar las buenas intenciones. El próximo mes, Perú organizará una importante conferencia sobre el cambio climático. Una oportunidad de ampliar los esfuerzos para combatir la tala ilegal y la corrupción generalizada, la mejora de la gobernanza forestal para revocar las leyes recientes que han debilitado la protección del medio ambiente. La alternativa es clara: más muerte en las fronteras ambientales peruanas.

Fuente estadísticas: Worldometers

Autor: @anicolab

@anicolab

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s